IdT – Les idées du théâtre


 

Dédicace

Segunda parte de las comedias de don Pedro Calderón de la Barca, Caballero del Hábito de Santiago. Recogidas por don Joseph Calderón de la Barca, su hermano. Dirigidas al Excelentísimo señor don Rodrigo de Mendoza, Rojas y Sandoval, de la Vega y Luna, señor de las Casas de Mendoza y Vega, Duque del Infantado, Marqués del Cenete, Marqués de Santillana, Marqués de Argueso y Campoò, Conde de Saldaña, Conde del Real de Manzanares y del Cid, señor de la Provincia de Liébana, señor de las Hermandades en Álava, señor de las Villas de Ita y Buitrago, y su tierra, señor de la tierra de Tordehumos, San Martín, el Prado, Metrida, Arenas, y su tierra, señor de las villas del Sesmo, de Durón y de Jadraque, y su tierra, señor de la Villa de Ayora y de las Baronías de Alberique en el Reino de Valencia, Comendador de Zalamea, Orden de Alcántara, &c.

Calderón de la Barca, José

Éditeur scientifique : Herzig, Carine

Description

Auteur du paratexteCalderón de la Barca, José

Auteur de la pièceCalderón de la Barca, Pedro

Titre de la pièceSegunda parte de las comedias de don Pedro Calderón de la Barca, Caballero del Hábito de Santiago. Recogidas por don Joseph Calderón de la Barca, su hermano. Dirigidas al Excelentísimo señor don Rodrigo de Mendoza, Rojas y Sandoval, de la Vega y Luna, señor de las Casas de Mendoza y Vega, Duque del Infantado, Marqués del Cenete, Marqués de Santillana, Marqués de Argueso y Campoò, Conde de Saldaña, Conde del Real de Manzanares y del Cid, señor de la Provincia de Liébana, señor de las Hermandades en Álava, señor de las Villas de Ita y Buitrago, y su tierra, señor de la tierra de Tordehumos, San Martín, el Prado, Metrida, Arenas, y su tierra, señor de las villas del Sesmo, de Durón y de Jadraque, y su tierra, señor de la Villa de Ayora y de las Baronías de Alberique en el Reino de Valencia, Comendador de Zalamea, Orden de Alcántara, &c.

Titre du paratexteAl Excelentísimo señor don Rodrigo de Mendoza Rojas y Sandoval, de la Vega y Luna, señor de las Casas de Mendoza y Vega, Duque del Infantado, Marqués del Cenete, Marqués de Santillana, Marqués de Argueso y Campoò, Conde de Saldaña, Conde del Real de Manzanares y del Cid, señor de la Provincia de Liébana, señor de las Hermandades en Álava, señor de las Villas de Ita y Buitrago, y su tierra, señor de la tierra de Tordehumos, San Martín, el Prado, Metrida, Arenas, y su tierra, señor de las villas del Sesmo, de Durón y de Jadraque, y su tierra, señor de la Villa de Ayora y de las Baronías de Alberique en el Reino de Valencia, Comendador de Zalamea, Orden de Alcántara, &c.

Genre du texteDédicace

Genre de la pièceRecueil de comedias

Date1637

LangueEspagnol

ÉditionMadrid, María de Quiñones, 1637, In-4°.

Éditeur scientifiqueHerzig, Carine

Nombre de pages1

Adresse sourcehttp://www.cervantesvirtual.com/obra/segunda-parte-de-las-comedias-de-don-pedro-calderon-de-la-barca/

Fichier TEIhttp://www.idt.paris-sorbonne.fr/tei/Calderon-SegundaParte-Dedicace.xml

Fichier HTMLhttp://www.idt.paris-sorbonne.fr/html/Calderon-SegundaParte-Dedicace.html

Fichier ODThttp://www.idt.paris-sorbonne.fr/odt/Calderon-SegundaParte-Dedicace.odt

Mise à jour2014-10-17

Mots-clés

Mots-clés français

Relations professionnellesPublication des Partes de Calderón ; publication par un parent ou un ami du dramaturge ; relations de Calderón avec ses éditeurs et ses imprimeurs ; attributions frauduleuses ; éditions défectueuses

Mots-clés italiens

Rapporti professionaliPubblicazione delle Partes di Calderón ; pubblicazione per un parente o un amico del drammaturgo ; relazioni di Calderón con i suoi editori e tipografi ; attribuzioni fraudolente ; edizioni difettose

Mots-clés espagnols

Relaciones profesionalesPublicación de las Partes de Calderón ; publicación por un pariente o un amigo del dramaturgo ; relaciones de Calderón con sus editores e impresores ; atribuciones fraudulentas ; ediciones defectuosas.

Présentation

Présentation en français

Ce texte constitue la dédicace de la Segunda parte de comedias de Pedro Calderón de la Barca, réalisée à l’initiative du frère du dramaturge, José Calderón, et publiée en 1637, soit un an à peine après la parution de la Primera parte de comedias. ; Comme dans le cas de la Primera parte, le contexte de publication est marqué par le triomphe de Calderón et la reconnaissance dont il jouit en tant qu’auteur depuis les années 1620 à la cour et le début de la décennie 1630 dans les théâtres publics (les corrales de comedias), en particulier madrilènes. Cette gloire qui commence à auréoler don Pedro et ses œuvres peut expliquer que son frère ait pris l’initiative de « fixer » une seconde partie de ses pièces un an après la Primera parte, ce qui représente un total de vingt-quatre pièces pour lesquelles on revendique un établissement fiable en l’espace d’une année. Sans compter que, tout comme la Primera parte avait contenu des pièces clés dans le répertoire du dramaturge (L’Esprit follet, Le Prince constant ou La Vie est un songe), cette Segunda parte offre des compositions aussi célèbres et appréciées du public que Le Galant fantôme Le Médecin de son honneur, Le Plus Grand Monstre du monde, À Secrète Offense, secrète vengeance. Cette nouvelle publication participe, au même titre que la première, de l’entreprise de « mythification » de don Pedro, qui est en passe de devenir le plus grand dramaturge de son époque et dont les œuvres domineront largement, quantitativement et qualitativement, le répertoire théâtral espagnol jusqu’à sa mort, en 1681.

Dans cette dédicace, le frère du dramaturge aborde à nouveau la question de l’établissement des textes et de leur juste attribution à leur auteur véritable, question particulièrement sensible concernant les textes de théâtre destinés avant tout à l’éphémère représentation, et dont bon nombre étaient sinon perdus, du moins le plus souvent tronqués, modifiés, profondément transformés, ou consommés sur l’instant. Ce problème sera donc absolument central dans les premières éditions des Partes, et il sera logiquement au cœur des dédicaces, approbations et autres prologues. José Calderón affiche clairement ses buts dans cette brève composition : offrir des textes corrigés et fidèles des œuvres de son frère. Cependant, selon toute apparence, Calderón ne supervisa ni l’édition de la Primera parte de comedias, ni celle de la Segunda, qu’il ne reconnut d’ailleurs pas formellement, laissant planer le doute sur la fiabilité des textes inclus dans l’une et l’autre édition. Bien plus tard, il laissera le soin à Juan de Vera Tassis y Villarroel, son ami, disciple et biographe, de rétablir ses textes dans leur authenticité, en lui confiant vraisemblablement ses manuscrits originaux. Il donnera son aval aux impressions de ses Partes réalisées par Vera Tassis, qui serviront du reste de modèle à toutes les éditions postérieures des pièces du dramaturge.

Cette dédicace, par sa brièveté, n’offre de point de vue élaboré ni sur les comedias de Calderón, ni sur le théâtre de son époque, mais son intérêt réside plutôt dans le fait qu’elle pose les principes d’une sorte de « théorie de la publication » des pièces du dramaturge, dont les différentes éditions donneront lieu à nombre de critiques et de débats. Elle se structure en deux parties conventionnelles : d’une part, l’exposition des raisons qui ont poussé José Calderón à publier cette Segunda parte, à savoir le souci, présenté comme légitime, d’imprimer des textes bien établis et à l’attribution certaine ; d’autre part, l’hommage rendu, avec toute la modestie et l’humilité attendues, au destinataire de la dédicace, Rodrigo de Mendoza Rojas y Sandoval, sous la protection et la bienveillance duquel José Calderón place l’édition de la Segunda parte de comedias de don Pedro Calderón de la Barca.

Présentation en espagnol

Este texto constituye la dedicatoria de la Segunda parte de comedias de Pedro Calderón de la Barca, realizada a iniciativa del hermano del dramaturgo, José Calderón, y publicada en 1637, o sea apenas un año después de la impresión de la Primera parte de comedias. ; Como en el caso de la Primera parte, el contexto de publicación está marcado por el triunfo de Calderón y el reconocimiento del que goza como autor desde los años 1620 en la Corte y comienzos de la década de los 30 en los corrales de comedias, especialmente madrileños. Esta gloria que empieza a aureolar a don Pedro y sus obras puede explicar que su hermano haya emprendido « fijar » una segunda parte de sus piezas un año después de la Primera parte, lo que representa un total de 24 piezas para las cuales se reivindica un establecimiento fiable en tan sólo un año. Sin contar que, al igual que la Primera parte había contenido obras clave en el repertorio del dramaturgo (La dama duende, El príncipe constante o La vida es sueño), esta Segunda parte ofrece composiciones tan célebres y apreciadas del público como El galán fantasma, El médico de su honra, El mayor monstruo del mundo o A secreto agravio, secreta venganza. Esta nueva publicación participa, como la primera, de la empresa de « mitificación » de don Pedro, que se está convirtiendo en el mayor dramaturgo de su época y cuyas obras dominarán ampliamente el repertorio teatral español hasta su muerte, en 1681, cantitativa y calitativamente. ; En la presente dedicatoria, el hermano del dramaturgo vuelve a plantear la cuestión del establecimiento de los textos y su justa atribución a su autor verdadero, cuestión especialmente relevante en el caso de los textos de teatro destinados ante todo a la efímera representación y de los que muchos si no se perdieron, fueron truncados, modificados, profundamente transformados o consumidos de manera instantánea. Este problema será pues absolutamente central en las primeras ediciones de partes, en que será lógicamente el principal tema de las dedicatorias, aprobaciones y otros prólogos. En esta breve composición, José Calderón expone claramente su meta : proponer textos corregidos, fieles y fidedignos de las obras de su hermano. Sin embargo, por lo que parece, Calderón no supervisó la edición de la Primera parte de comedias ni la de la Segunda, que por otra parte no reconoció formalmente, introduciendo una duda sobre la fiabilidad de los textos contenidos en una y otra edición. Años después, dejará al cuidado de su amigo, discípulo y biógrafo Juan de Vera Tassis y Villarroel el restablecer la autenticidad de sus textos, entregándole sus manuscritos originales. Dará su acuerdo, hasta su muerte, para las impresiones de sus partes llevadas a cabo por Vera Tassis, que servirán de modelo para todas las ediciones posteriores de sus obras. ; Por su brevedad, esta dedicatoria no ofrece un punto de vista elaborado ni sobre las comedias de Calderón, ni sobre el teatro de su época ; su interés radica más bien en el hecho de que echa los principios de una suerte de « teoría de la publicación » de las piezas del dramaturgo, cuyas distintas ediciones darán lugar a numerosas críticas y debates. Se estructura en dos partes convencionales : por un lado, la exposición de los motivos de publicar esta Segunda parte, a saber la preocupación por imprimir textos bien establecidos y de certera atribución, presentada como legítima ; por otro lado, el homenaje rendido, con las consabidas modestia y humildad, al destinatario de la dedicatoria, Rodrigo de Mendoza Rojas y Sandoval, a cuya protección y benevolencia apela José Calderón para la edición de la Segunda parte de comedias de don Pedro Calderón de la Barca.

Texte

Al Excelentísimo señor don Rodrigo de Mendoza Rojas y Sandoval1, de la Vega y Luna, señor de las Casas de Mendoza y Vega, Duque del Infantado, Marqués del Cenete, Marqués de Santillana, Marqués de Argueso y Campoò, Conde de Saldaña, Conde del Real de Manzanares y del Cid, señor de la Provincia de Liébana, señor de las Hermandades en Álava, señor de las villas de Ita y Buitagro, y su tierra, señor de las villas de Tordehumos, San Martín, el Prado, Metrida, Arenas, y su tierra, señor de las villas del Sesmo, de Durón y de Jadraque, y su tierra, señor de la villa de Ayora y de las Baronías de Alberique en el Reino de Valencia, Comendador de Zalamea, Orden de Alcántara, &c.

{NP1} En la primera parte, Excelentísimo señor, de las comedias que imprimí de don Pedro Calderón de la Barca2, mi hermano, propuse la razón que para imprimirlas me obligaba, y fue que no pudiendo estorbar que otros las imprimiese[n] erradas y defectuosas quise que, saliendo de mi poder fuesen, ya que defectuosas, no por lo menos erradas 3. Restaurarlas solamente pretendí de los errores ajenos y, ofreciéndolas hoy a los pies de V[uestra] Excelencia, me persuado a que han de quedarlo de los propios, pues en el sagrado de tan generosa protección, calificarán los defectos de su insuficiencia. No buscan a V[uestra] Excelencia por la particular obligación de que sea dueño de sus acciones quien lo es de su persona sin aventurar en el arbitrio de mi elección los méritos de su fortuna, sino por la general de ser V[uestra] Excelencia el más cortesano valedor de todos los ingenios ; y si es que merece lugar en el número de ellos el que ociosamente persevera en tan inútiles estudios ocupado, V[uestra] Excelencia le admita, ampare y favorezca, para que a la sombra de su favor pase seguro los riesgos de sus merecidas censuras.

Guarde Dios a V[uestra] Excelencia los felicísimos años del deseo de este humilde criado de V[uestra] Excelencia, que sus pies besa,

Don Joseph Calderón de la Barca