IdT – Les idées du théâtre


 

Préface

Para Todos. Ejemplos morales, humanos y divinos en que se tratan diversas ciencias, materias y facultades. Repartidos en los siete días de la semana

Pérez de Montalbán, Juan

Éditeur scientifique : Demattè, Claudia

Description

Auteur du paratextePérez de Montalbán, Juan

Auteur de la piècePérez de Montalbán, Juan

Titre de la piècePara Todos. Ejemplos morales, humanos y divinos en que se tratan diversas ciencias, materias y facultades. Repartidos en los siete días de la semana

Titre du paratexteAl que ha de leer

Genre du textePréface

Genre de la pièceMiscellanée

Date1632

LangueEspagnol

ÉditionMadrid, Imprenta del Reino, a costa de Alonso Pérez, in-4°

Éditeur scientifiqueDemattè, Claudia

Nombre de pages3

Adresse sourcehttp://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/para-todos-exemplos-morales-humanos-y-divinos--0/html/

Fichier TEIhttp://www.idt.paris-sorbonne.fr/tei/Montalban-ParaTodos-Preface.xml

Fichier HTMLhttp://www.idt.paris-sorbonne.fr/html/Montalban-ParaTodos-Preface.html

Fichier ODThttp://www.idt.paris-sorbonne.fr/odt/Montalban-ParaTodos-Preface.odt

Mise à jour2015-02-13

Mots-clés

Mots-clés français

GenreMiscellanée

ReprésentationBrièveté ; illusion de qualité

RéceptionDiversité des goûts ; influence du vulgo ; fausses attributions ; adultération des textes ; éditions frauduleuses

ExpressionImportance des vers et de leur sonorité / illusion de profondeur

Relations professionnellesRapport entre l’auteur et le mécène ; rivalité entre auteurs ; vanité des auteurs

AutreMemorión (Luis Ramírez)

Mots-clés italiens

GenereMiscellanea

RappresentazioneBrevità ; illusione di qualità

RicezioneDiversità di gusti ; influenza del vulgo ; false attribuzioni ; corruzione di testi ; edizioni fraudolente

EspressioneImportanza dei versi e della loro sonorità / illusione di profondità

Rapporti professionaliRapporto tra il drammaturgo e il mecenate ; rivalità tra drammaturghi ; vanità dei drammaturghi

AltriMemorión (Luis Ramírez)

Mots-clés espagnols

GéneroMiscelánea

RepresentaciónBrevedad ; ilusión de calidad

RecepciónDiversidad de los gustos ; influencia del vulgo ; falsas atribuciones ; adulteración de los textos ; ediciones fraudulentas

ExpresiónImportancia de los versos y de su sonoridad / ilusión de profundidad

Relaciones profesionalesRelación entre el autor dramático y el mecenas ; rivalidad entre autores dramáticos, vanidad de los autores dramáticos

OtrasMemorión (Luis Ramírez)

Présentation

Présentation en français

En 1630, Juan Pérez de Montalbán publie, à 30 ans, une œuvre miscellanée intitulée Para Todos qui contient différentes pièces en prose et en vers, trois romans, deux autos sacramentales et quatre comedias. L’œuvre, très ambitieuse, s’achève sur un Index des grands auteurs de Madrid et sur un Inventaire de ceux qui écrivent des comedias en Castille. Elle est publiée la même année que La Dorotea de Lope de Vega, maître de Pérez de Montalbán, à un moment où il était interdit d’imprimer des comedias en Castille. Dans la préface, Montalbán justifie la composition de cette œuvre, écrite pour se reposer du travail de dramaturge auquel il a consacré tous ses efforts. Il avoue qu’il écrivait auparavant quatre ou cinq comedias par an pour passer le temps, mais que cette activité ne lui agrée plus désormais. Il se plaint qu’on lui attribue des comedias qui ne lui appartiennent pas, et déplore que le public ne puisse juger sereinement des œuvres, en raison du nombre réduit de jours où les représentations théâtrales sont autorisées. En outre, Montalbán justifie le choix du titre en disant qu’il s’agit d’une somme de pièces variées qui peut plaire à tout type de lecteur, et il structure l’œuvre selon les jours de la semaine, dédiés à différentes personnes. S’il y a inséré des comedias, c’est, dit-il, pour montrer à quel point celles qui sont pour le moment parues sous son nom sont fausses ou corrompues, à cause des voleurs de textes et des imprimeurs des différents royaumes qui les impriment sans autorisation. L’auteur conclut par une référence à l’Inventaire de ceux qui écrivent des comédies en Castille, et s’excuse d’avance pour les oublis car, dit-il, on ne peut mentionner tout le monde.

Présentation en espagnol

En 1632 Juan Pérez de Montalbán publica cuando tiene 30 años una obra miscelánea titulada Para Todos que contiene distintas materias en prosa y en verso además de tres novelas, dos autos sacramentales y cuatro comedias. La obra, muy ambiciosa, se concluye con un Índice de los ingenios de Madrid y la Memoria de los que escriben comedias en Castilla y se publica el mismo año de La Dorotea de Lope, su maestro, en un momento en el que corre la prohibición de imprimir comedias en Castilla. En el prólogo Montalbán justifica la composición de esta obra como un descanso del trabajo de dramaturgo a que había dedicado sus fatigas. Admite que antes escribía cuatro o cinco comedias al año para su pasatiempo, pero ahora esta actividad le resulta inoportuna y se queja de que le atribuyan comedias ajenas y de que la brevedad de los días de representaciones no deje al público la posibilidad de ejercer la crítica sosegada. Montalbán además justifica la elección del título ya que es un compendio de varias materias que puede complacer a todo tipo de lector y escande la estructura en días de la semana dedicados a diferentes personas. La inserción de sus comedias se justifica por el hecho de que las que hasta el momento aparecieron se juzgan como falsas y adulteradas por culpa de los que hurtan los textos y de los impresores de varios reinos que imprimen sin licencia. El autor concluye con una referencia a la Memoria de los que escriben comedias, aunque se disculpa de antemano ya que considera imposible mencionar a todos.

Texte

Al que ha de leer

{NP1} Lector, este libro te ofrezco, sin que me haya mandado señor alguno que le escriba ni menos me hayan importunado mis amigos que le estampe, sino solamente por mi gusto, por mi antojo y por mi voluntad ; y decir otra cosa los que escriben es afeitar las culpas, pero no escucharlas. Lo cierto es que me tenían tan cansado las comedias, que tomé este medio para no escribirlas por unos meses1. Lo primero, por ser estudio peligrosísimo haber de guisar un plato que contente a todo un pueblo entero, siendo sus gustos tantos como diferentes. Lo segundo, porque ya el logro de una comedia consiste más en el favor del padrino que en el acierto del poeta2, si bien en cargándose de razón los del patio, suelen atropellar las mayores dificultades. Lo tercero, porque antes escribía yo cada año cuatro o cinco comedias por mi pasatiempo3, pero ahora lo que era gusto me han hecho pesadumbre, y lo que era divertimiento, competencia; y soy muy modesto para andar en semejantes batallas. Lo cuarto, porque está el vulgo tan novelero, que con que se le antoje a uno decir por chanza que no es mía la comedia que estoy escribiendo, no faltará un piadoso que lo apoye y un apasionado que lo crea; y mientras se averigua la verdad, yo me vuelvo loco y mi opinión padece4. Y lo quinto y último, porque ya no agradezco que se celebren las comedias de los hombres que en esta facultad escriben con seso, pues tal vez se hace la misma fineza con los que no lo merecen, aplaudiendo muchas cosas no porque fueron buenas, sino porque pareció que lo eran, pues, llegadas a apurar, todo es paja picada sin grano, sustancia, gramática ni sentido, engañándonos con ella como a indios con cascabeles de azófar y sartas de abalorio ; y es la causa porque como la brevedad del tiempo en que se representan, no da lugar a su examen, solamente con que uno hable mucho, haga de los versos un revoltillo, tengan las coplas sonsonete y acaben de golpe o con porrazo, parece rayo lo que es exhalación, oro lo que es alquimia, diamante lo que vidrio, y profundidad lo que disparate ; con cuyo aplauso quedan sus dueños tan engreídos, que no hay quien se pueda averiguar con ellos5. ¿ Qué fuera, lector amigo, de la cabeza de los tales, si no hubieran errado comedia ninguna? Y lo que más es, ¿si vieran todos sus libros impresos en otras lenguas?

{NP2} Llamo este libro Para todos, porque es un aparato de varias materias, donde el filósofo, el cortesano, el humanista, el poeta, el predicador, el teólogo, el soldado, el devoto, el jurisconsulto, el matemático, el médico, el soltero, el casado, el religioso, el ministro, el plebeyo, el señor, el oficial y el entretenido, hallarán juntamente utilidad y gusto, erudición y divertimiento, doctrina y desahogo, recreo y enseñanza, moralidad y alivio, ciencia y descanso, provecho y pasatiempo, alabanzas y reprehensiones y, últimamente, ejemplos y donaires que sin ofender las costumbres, deleiten el ánimo y sazonen el entendimiento. Y también le llamo Para todos, porque también hablo en él de todos los envidiosos, soberbios, presumidos, maldicientes, mentirosos, embusteros, murmuradores, desleales, descorteses, ignorantes, vanos y mal intencionados; mas esto ingenuamente, sin ser mi intento ofender a ninguno con particularidad. Y así, nadie se agravie, porque lo demás será hacerse culpado en el vicio que reprehendo, que la sal solamente escuece en la parte donde está la herida, y más vale disimular la reprensión oculta que confesar el delito claro. Repártole en días por tener ocasión de hablar de cada uno6 , y diríjole a diferentes personas porque para muchos enemigos bien son menester muchos valedores. El tratar de varias materias es imitación de los antiguos, que escribieron de este género infinitos libros7, y de la misma naturaleza ; pues en una conversación donde concurren diferentes personas ya se trata de la guerra, ya del gobierno, ya de la historia, ya de la poesía, ya de la religión, ya de los sacramentos, ya de otras facultades muy diversas, como las van ofreciendo al mismo tiempo a los circunstantes ; cosa que también sucede en el púlpito, con ser lugar tan sagrado, pues en él se toca la fábula, la moralidad y la historia a vueltas del Evangelio divino y sagrada Pasión de Cristo Nuestro Señor.

Pongo aquí cuatro comedias mías8 sólo para dar a entender que las que se han impreso hasta aquí sin mi orden, son falsas, mentirosas, supuestas y adulteradas; porque como los que las hurtan no tienen bastante espacio para trasladarlas, y quien las imprime las compra de los que las hurtan9, salen con mil desatinos, errores y barbaridades, sin atender al agravio que se hace a los ingenios10, así en la opinión como en el interés, imprimiendo por una parte lo que no han hecho, y por otra quitándoles la acción {NP3} que tienen a sus cosas propias; daño que no solamente nos viene de otros reinos, sino de Cádiz y de Sevilla, que cuando sea menester, yo informaré a los señores del Consejo del impresor y del librero que lo hacen, para que con el castigo se remedie el atrevimiento de imprimir cosa sin licencia11.

No hago tabla de los autores que cito y alabo, porque son tantos, que el referirlos más tuviera de embarazo que de divertimiento; si bien por mucho cuidado que he puesto en hacer memoria de ellos, será imposible que me deje de olvidar de muchos, porque para encarecerlos a todos, era menester el entendimiento de un ángel y la memoria de don Luis Ramírez12, poeta elegante, bizarro y conceptuoso con muchísimo extremo, y de tan rara y prodigiosa memoria, que de oír una o dos veces una comedia, la repite toda entera; cosa que no se ha contado jamás de ningún antiguo, ni moderno.

Si te agradare este género de libros, prometo escribirte muchos, aunque me lo riñan los teatros, con tal que me perdones los yerros que hallares en el presente, de cuya piedad te doy las gracias en profecía, y ruego al cielo te guarde y dé paciencia con tantos autores como te hablan y molestan cada día. Vale.